10/12/12

ENCUADERNACIÓN JAPONESA



 Variante de encuadernación Japonesa de cuatro agujeros


La mayoría de los cosidos japoneses son de cuatro o cinco agujeros, cuatro si siguen la costura china que tiene especial predilección por lo números pares, y cinco si siguen la encuadernación coreana que les gusta más los números impares.
Utilizando la costura de cuatro agujeros, voy a desarrollar una variante denominada Kangxi  en honor a este emperador, donde se añaden dos orificios mas (uno en cada  esquina  del lomo).





  
Durante el reinado Kangxi se llevó a cabo  la compilación de la mayor enciclopedia en chino de la historia, la Síntesis de escritos e ilustraciones del pasado y el presente, que sería completada durante el reinado Yongzheng, abarcando un total de 5.020 volúmenes y 800.000 páginas. Otra de las obras más importantes debidas al mecenazgo del emperador fue el Diccionario de Kangxi, cumbre de la lexicografía china hasta entonces y que contenía cerca de 50.000 caracteres chinos, organizados mediante un sistema de secciones basadas en radicales de los caracteres, que con ligeras variaciones se mantiene en los diccionarios chinos actuales. Además de las obras escritas, el Emperador Kangxi promovió también las artes plásticas. Para ello, en 1661 se fundaron los talleres imperiales en Pekín, en los que un gran número de artistas y artesanos producían objetos de arte para la corte, tales como pinturas, cerámicas, objetos ornamentales y rituales.

Comenzamos tomando  70 hojas del 235 por 165 mm, tamaño denominado hanshi en la terminologia de papeles japoneses.
Así como conocemos los tamaños de papel: marca mayor, folio, en 4º, en 8º, en 16º; los japoneses poseen los tamaños: ohon, mino, hanshi, chuhon, kohon.




Cuando las tenemos perfectamente cortadas utilizo un tablero mayor que las hojas preparadas al que le he practicado dos orificios de 8 mm con una broca de madera y en su lugar insertado sendos tubillones de madera que me harán de tope para cuadrar las hojas y realizar el siguiente proceso de perforación de las hojas.


Detalle del tope que hace el tubillón con el bloque de las 70 hojas. El corte que escuadramos junto al tubillón es el del corte delantero.


Preparamos una plantilla que consiste en una hoja del mismo tamaño (235x165 mm) con una línea a 6 mm del lomo y cuatro puntos con las distancias desde los cortes de cabeza y del pie: 60 mm y 75 mm.


Con un punzón perforamos las 70 hojas procurando que no se nos muevan, para ello he puesto un peso. . .


Retiramos la plantilla y nos quedan los cuatro orificios en la zona del lomo.


Estos cuatro orificios no servirán para unir previamente el bloque de hojas y realizar los trabajos sucesivos . . .
Para ello vamos a realizar un “cordel” con papel japonés de poco gramaje, en este caso empleo un tisú de 9 gr/m2. Corto una tira de aproximadamente un centímetro de ancho y 50 cm de largo.


Tomo una punta y la enrosco en diagonal …


Y sobre esta punta enrollo el resto de la tira de tisú formando un cordel..


La siguiente imagen muestra la diferencia entre la tira de tisú antes y después de enrollarla sobre si misma.


Con este cordel de tisú pasamos por los orificios más próximos  . . .


Y anudamos . . .


Para disminuir el abultamiento del nudo de tisú golpeamos con el martillo y aplanamos


Este proceso se repite en el otro par de orificios.


De modo que tenemos las 70 hojas lo suficientemente unidas para poder manipularlas en los siguientes procesos sin que se nos descuadren.
Medimos la altura del taco de las 70 hojas … 7 mm como se aprecia en la siguiente fotografía.


Preparamos dos trocitos de tela que nos combinen con la encuadernación final que tengan 24 mm de alto y 22 mm de ancho tal como se indica en la siguiente imagen.


Dibujamos las líneas en el revés de la tela con las medidas indicadas. La única variable es la de 7 mm (grosor de las 70 hojas), el resto son fijas para este tamaño de libro (235x165 mm).
Podemos construir un medidor con un clavo y trozo de madera que nos permita transportar esta medida de 9 mm, o  bien utilizar normalmente la regla (la medida de 9 mm se repite bastante en las encuadernaciones japonesas, por eso disponen de estos medidores los artesanos japoneses)


Llevamos la medida de 9 mm sobre los cortes de cabeza y pie, junto al lomo . . .


 Aplicamos un poco de cola plástica diluida en las esquinas de lomo, para pegar los trocitos de tela precortada, de tal modo que los 15 mm estarán en el lomo y los 9 mm en cabeza o pie según sea.




Posicionamos la tela en su sitio ayudados de las marcas con lápiz que hemos realizado


Pegamos los laterales de tela …


Doblamos el solape de tela y terminamos pegando el resto …






Este procedimiento lo realizamos en las dos esquinas…


Buscamos un papel decorado. En el tutorial empleo un papel marmoleado tipo gotas y con plegado español con un gramaje de 80 gr/m2 preparamos dos hojas del tamaño 265 por 187,5 mm para que tengamos los márgenes señalados en la siguiente fotografía. El margen de 7,5 mm corresponde a la zona del lomo y los otros 15 mm a las vueltas de los cortes de cabeza, pie y delantero.


Damos dos puntos de engrudo en el centro del papel decorado, por la zona del reverso . . .


Posicionamos sobre las líneas trazadas el bloque de hojas, el margen estrecho corresponde al lomo de la encuadernación. . .


Ahora quedarán parcialmente pegadas la cubierta  (papel decorado) y la primera hoja.
Para evitar que penetre la humedad al resto de  las hojas procuramos meter entre estas hojas pegadas  y el bloque del libro, un papel secante y un acetato.


Y dejamos bajo peso


Cuando los puntos de cola estén secos continuamos doblando los márgenes de la cubierta ayudándonos de una regla y la plegadera como se aprecia en la siguiente imagen.
Primero marcamos con la plegadera


Y seguidamente doblamos la vuelta…






Y esto lo repetimos en las dos cubiertas y en los cuatro lados …




Finalizados los ocho dobleces recortamos con las tijeras las esquinas de los dobleces, pero SOLO LAS DEL CORTE DELANTERO, (las dos esquinas exteriores de cada cubierta)




Las otras esquinas de las vueltas de la cubierta quedan sin recortar…
Con un pincel aplicamos engrudo SOLAMENTE a LA VUELTA DEL CORTE DELANTERO, (a las que hemos quitado las esquinas)


Dejamos caer el bloque del libro sobre la vuelta encolada y realizamos el mismo procedimiento con la otra cubierta.


Cuando tenemos las dos cubiertas con las vueltas delanteras pegadas dejamos bajo peso, con la precaución de meter un papel secante y acetato en medio para que no pase la humedad del engrudo.


Llegados a este punto tenemos todo el conjunto hojas y cubiertas unidas, nos queda realizar el cosido Kangxi específico.
Tomamos una hoja del  mismo tamaño 235x165 mm (formato hanshi) y marcamos con el  medidor de 9 mm una línea en el lomo de la hoja, en la siguiente imagen trazada a lápiz para verla mejor. Sobre esta línea trazamos el primer punto a 20 mm, los siguientes separados 65 mm del anterior


Y el matiz diferencial del cosido Kangxi es la adición de un nuevo punto a 4,5 mm del extremo del lomo y a 10 mm del corte del pie, esto se aprecia mejor en la siguiente fotografía.


Realizada la plantilla, la posicionamos sobre el libro que venimos encuadernando


Y colocándolo sobre el tablero con los tubillones y peso, practicamos con el punzón los seis orificios de la misma forma que ya se hizo al principio


En la siguiente imagen se aprecian los puntos del inicio


Puede comprobarse que la costura previa que hicimos con el tisú quedará oculta bajo la nueva costura y los orificios además no coinciden.


Para realizar la costura tomamos el hilo del color deseado y de una longitud, como poco, de cuatro veces la longitud del lomo…
Introducimos la aguja entre las hojas del lomo, la mitad aproximadamente, y sacamos por uno de los orificios centrales, es indiferente cualquiera de los dos…


Vamos tirando del hilo con cuidado hasta que el cabo inicial queda oculto entre las hojas … no hay ningún nudo al final del hilo


Teniendo cuidado, damos una vuelta completa pasando en hilo sobre el mismo orificio. Esta vuelta completa sobre el lomo del libro nos fija el cabo de inicio del hilo que está oculto entre las hojas, debemos mantener siempre durante el cosido la tensión del hilo, no debe quedar flojo.


Seguidamente solo tenemos que meter la aguja por los siguientes orificios, bien rodeando el lomo, bien saltando al siguiente – siempre sale bien – hasta llegar a las esquinas …
Cuando se ha rodeado la esquina por los dos lados con el hilo saltamos al orificio que queda en el centro y lo hacemos en diagonal ….


Rodeamos con el hilo las esquinas de este orificio y salimos de este orificio central en diagonal…


Seguimos después avanzando por la costura del lomo hacia el otro extremo y repetimos el proceso de la esquina…


Entramos en diagonal rodeamos las esquinas y salimos de nuevo en diagonal …




Continuamos después la costura hacia el centro del lomo …
Terminamos anudando, para ello pasamos la aguja por debajo …


Y realizamos una lazada.


Tensamos el hilo …


Y lo introducimos sobre el mismo orificio


Cuando sale el hilo por el otro extremo del orificio lo cortamos al ras.


Así he cosido el libro con la variante de cuatro orificios estilo Kangxi[i]







Queda colocar la tira del título en el libro
La tira del título tiene sus dimensiones la altura de la tira es ⅔ la altura del libro, es decir, 235x2/3= 157 mm y la anchura de la tira es de 30 mm.
Y se coloca a 3 mm de los extremos de la cubierta.


Si realizamos la encuadernación japonesa al pie de la letra la tira del título está puesta en la tapa posterior, esto se debe a la direccionalidad de la escritura (El alfabeto griego y sus sucesores están escritos de izquierda a derecha, desde la parte superior de la página hasta la inferior. Las escrituras que incorporan caracteres chinos son tradicionalmente escritas verticalmente, de arriba para abajo, y de la derecha a la izquierda de la página)
Si el título lo colocamos a la europea podría ser…


O tal vez …


En resumen para ambas direcciones de escritura …


Resultado final de esta encuadernación Kangxi.

Para muchas mas encuadernaciones japonesas es muy recomendable el libro reseñado del maestro Kojiro Ikegami.

Por cortesía de Manuel Valero.









[i] La Encuadernación Japonesa,  instrucciones de un maestro artesano. Kojiro Ikegami. Ed Clan

2 comentarios:

  1. me encanta ete tipo de cuadernos, felicidades....

    ResponderEliminar
  2. Los pedazos de papel que has colocado en las esquinas de la libreta, ¿tienen nombre?

    ResponderEliminar