21/4/14

ENCUADERNACION PASO DE TORO con ESCARTIVANAS



COSIDO de PASO DE TORO a las ESCARTIVANAS





Normalmente las escartivanas se emplean cuando la fibra de papel del cuadernillo no es paralela al lomo, o hay poco margen interior entre el lomo y caja de composición, o hay que insertar láminas o encartes…
Fuera de estas  premisas obedece más a un concepto estético o de encuadernación artística.
En esta ocasión os voy a presentar una encuadernación, fácil de realizar, y donde la apertura de las hojas no sufre ninguna tensión, previamente realicé una encuadernación igual siguiendo las directrices de mi profesor Julio Villar (julioencuaderna.blogspot.com) y debo decir que todos los alumnos conseguimos terminarla con un excelente resultado, por ello intuyo que el  seguimiento de este tutorial al menos producirá buenos resultados.
Partiendo de un libro que no tenga muchos cuadernillos… como es el caso de la obra de teatro de Guillen de Castro… y además


en este caso el libro está desproporcionado, (18x9 cm) no sigue la regla de , de modo que me pareció interesante para el desarrollo de esta encuadernación.
Desmonté en primer lugar los cuadernillos y los separé de las tapas…


La tapa principal y la trasera junto con el lomo los quise incorporar a la nueva encuadernación, ayudado de una regla y el cúter separé solapas y tapas…


El lomo no lo separé completamente de las tapas lo mantuve unido a la tapa posterior…


Las solapas las descarté…
Para unir las tapas a los cuadernillos preparé dos tiras de papel onglet  (papel de un gramaje pequeño 40 g)  cuya longitud fue un poco mayor que la altura del libro y el ancho de 8 mm.


Para pegar la tira a la tapa delantera, previamente tracé una línea a lápiz en la parte posterior de ésta a 2 mm del lomo…


Seguidamente tapé con una maculatura la tapa y apliqué cola diluida a esa zona de 2 mm


Acto seguido coloqué una de las tiras de papel onglet a ras de la línea…


Del mismo modo pegué la otra tira de papel onglet a la tapa posterior, en este caso el lomo de la encuadernación original queda doblado bajo la tapa


Una vez pegadas ambas tiras recorté el sobrante de los extremos,  cabeza y pie. Las tiras de papel quedaron montadas como se aprecia en la siguiente imagen…


Tomé la tapa principal junto con el primer cuadernillo y los coloqué perfectamente cuadrados, a la tira que sobresale le di cola plástica


Y sin mover el conjunto,  doblé el papel onglet sobre el cuadernillo…


Y terminé repasando con la plegadera …


Igualmente con la tapa posterior: tomé el último cuadernillo cuadré la tapa posterior con el lomo doblado hacia el interior y pegué la solapa a la parte delantera del cuadernillo… una vez pegada la tapa posterior debería quedar el último cuadernillo seguido del lomo con el título y la tapa posterior. (imagen siguiente)


Finalizada esta primera etapa conseguí mantener las partes esenciales del libro original…


ESCARTIVANAS
La escartivana es un suplemento de hojas en el lomo de los cuadernillos o de las láminas que tiene la particularidad de poseer el mismo grosor que éstos, entre otras varias, y cuya anchura puede variar entre 1 y 3 cm,  


El  esquema de la escartivana de este tutorial ...


Para realizar las escartivanas tomé un papel similar al del libro y medí su grosor…   0,12 mm


Tomé el primer cuadernillo que tiene a su vez pegada la tapa principal y medí el grosor;  1,6 mm


El ancho de las escartivanas para este trabajo fue de 2,5 cm.
El tamaño del papel que debí tomar para preparar las escartivanas necesitó un cálculo previo:
Si cada hoja de papel similar tiene 0,12 mm  de espesor, para conseguir un espesor de 1,6 mm necesitaré: hojas ; por tanto el tamaño del papel similar debería ser el alto el de libro y el ancho cm. 
Para este trabajo tomé un papel cuyo tamaño fue de 18x 42 cm. Un poco mayor de 35 cm. y tantos  como cuadernillos…


Cada hoja de este papel la doblé por la mitad,  es importante que la fibra del mismo sea paralela al lomo,


Preparé una plantilla en papel milimetrado cuyo alto era el mismo que el del libro, 18 cm  y marqué 5 puntos equidistantes el primero de ellos a 6 mm de los extremos, como se aprecia en la siguiente imagen…


La plantilla colocada en el interior del papel doblado y a su vez el conjunto en el interior del cuadernillo


Con el punzón perforé, por los puntos marcados en la plantilla, tanto el papel de la escartivana como el cuadernillo…


De este modo perforé todos los cuadernillos con su correspondiente papel para la escartivana…


Para que en tutorial quedase más claro utilicé un hilo rojo, en realidad el hilo a emplear fue uno de nylon de 0,2 mm de espesor  de color blanco pero difícil de seguir en las fotografías…
Tomé el primer cuadernillo con su papel de escartivana y pasé el hilo desde el exterior hacia el interior por el orificio de la derecha y seguí una costura en ocho (entra, sale, entra, sale, etc)….


Y vuelve hacia el inicio siguiendo el mismo modelo de ocho…


Para terminar anudando…
En realidad el hilo que empleé aparece en la siguiente imagen…


Y finalicé con un doble nudo en el exterior…


Para fijar el nudo le di un poco de cola y las puntas las alineé con el lomo …


Terminados de coser todos los cuadernillos a su papel de escartivana del mismo modo, tomé uno de ellos y doblé el papel escartivana, cosido, hacia el exterior del cuadernillo, como se aprecia en la siguiente imagen…


Una vez doblado y repasado con la plegadera…


Acto seguido tomé el compás y ajusté a la medida de 2,5 cm, el ancho de la escartivana


Para conseguir el espesor de nuestro primer cuadernillo 1,6 mm necesité doblar siete veces este papel doblado: 7x(0,12 doble) = 1,68 cm


Los dobleces siempre se realizan  por la parte posterior del cuadernillo… Marqué un punto a 1 mm del doblez de la escartivana y con el compás ocho medidas sucesivas de 2,5 mm… (Por qué 8 medidas, no eran 7? Siguiendo el proceso veremos su sentido)


Tanto en la parte superior como en la inferior de cada hoja cosida punteé ocho medidas…


El papel sobrante después de la última medida lo corté de forma precisa…


Con sumo cuidado doblé la hoja (hoja doble) guardando ese milímetro inicial por la mitad…


Doblada, la repasé con la plegadera…


Volví a doblar la hoja por la mitad (ahora hoja cuádruple)respetando el milímetro inicial


Y repasé con la plegadera este doblez un poco mas resistente…


Y de nuevo volví a doblar por la mitad esta hoja (ahora óctuple) respetando el milímetro inicial...


Repasé el doblez con la plegadera….


Desplegué toda esta acordeón de papel… en la siguiente fotografía se aprecian los ocho dobleces…


Como sólo necesitaba siete dobleces eliminé el primero...


Volví a doblar el papel de la escartivana simplemente siguiendo los dobleces ahora con siete dobleces…
Si hubiéramos partido de siete marcas inicialmente no hubiéramos conseguido la escartivana con un ancho de 2,5 cm por este método, a menos que fuéramos doblando por cada marca una a una, no es recomendable…
El resultado de los siete dobleces como se aprecia en la siguiente imagen me dio 1,6 mm…


En otro cuadernillo hallé un espesor de 1,4 mm


En este caso   hojas, marqué a partir de 1 mm del lomo seis espacios en cabeza y pie y recorté el sobrante como se aprecia en la siguiente imagen


En este caso no doblé a la mitad, solamente solapé las dos últimas marcas sobre las anteriores…


Y a partir de ese momento doblé a la mitad y otra vez a la mitad…


Hay que buscar el modo de doblar la hoja el menor número de veces para conseguir todos los dobleces.
Normalmente todos los cuadernillos interiores tienen el mismo espesor  por ello el proceso de doblado para todos ellos es repetitivo….


Es conveniente mantener bajo peso las escartivanas para que los dobleces se vayan asentando…al menos una noche


De esta forma conseguí un libro cuyo lado menor pasó de 9 a 11,5 cm


A continuación preparé dos hojas simples de respeto del mismo tamaño que el libro 18 por 11,5 cm, mismo tipo de papel que el de las escartivanas…


A cada hoja de respeto les di un hilo de cola y pegué sucesivamente una al principio del primer cuadernillo…


Y otra al final del último…


Los cuadernillos siguen estando sueltos….
Preparé dos hojas del mismo tamaño 18x11,5 cm para guardas


Y pegué del mismo modo, con un hilo de cola,  cada una de ellas sobre las hojas de respeto.
De este modo el primer cuadernillo y el  último contienen: cuadernillo, tapa, hoja de respeto y hoja de guarda.


Preparé una plantilla cuya altura era de 18 cm y ancho 2,5 cm… (el mismo tamaño que la escartivana)


Dibujé internamente dos líneas paralelas a 5 mm y sobre ella 5 puntos equidistantes contando que los puntos de los extremos estuvieran a 5 mm del borde.


Fijé con dos mordazas el bloque de los cuadernillos junto con la plantilla, por la zona de las escartivanas,  teniendo sumo cuidado que todo el conjunto quedara escuadrado.


Y con una broca de 2 mm Ø perforé por los 10 puntos señalados…


Posteriormente con cuidado retiré solamente la plantilla manteniendo el resto unido con las mordazas…


COSIDO.
 El cosido que utilicé es el de paso de Toro, atravesando todos los cuadernillos por la zona de las escartivanas y describiendo un ocho continuo al igual que el cosido realizado en las escartivanas…


En este caso el hilo es de lino blanco encerado de 0,4 mm de grosor…
En primer lugar  pasé el hilo por los cinco orificios del exterior y terminé con un doble nudo en el exterior junto a un orifico…


A continuación pasé el hilo por los otros cinco orificios interiores y terminé anudando…


y los cabos una vez recortados los metí dentro del orificio…


TAPAS
El bloque del libro ya está unido, queda confeccionar las tapas,
Para ello busqué dos cartones de 1mm de espesor , no mayor, y cuyo tamaño fue de 18,20 cm de alto y 11,5 de largo (las futuras tapas tendrán una ceja de 1 mm por todo el perímetro del bloque del libro)


A cada tapa le marqué una línea a 2,5 cm del lomo, coincidente con la anchura de la escartivana…


Y separé esas tiras de 2,5 cm


La decoración de las tapas con tela de dos colores: blanca y verde, la blanca me cubriría la tira de 2,5 cm mas 1 cm, así como la franquicia y las vueltas; la verde el resto de la tapa…


Pegué la tira de tela blanca sobre el cm de la tapa, posteriormente con un cartón de 2,5 mm de espesor marqué la franquicia y terminé pegando el  trozo estrecho de la tapa…


Doblé las vueltas y las esquinas…


Luego cubrí el resto de la tapa con la tela verde


La posición de las tapas deberá quedar como en la siguiente fotografía…


Antes de forrar el interior de las tapas preparé el sistema de cierre del libro….
Una cinta de pergamino trenzada sobre la tapa posterior que la atravesaba 7 veces… y de un ancho de 15 mm


Siempre es conveniente preparar una  plantilla para estos menesteres…
Con un formón abrí las siete ranuras…


El resultado por el exterior de la tapa …


Por el interior rebajé un poco el cartón para que la cinta de pergamino no abultara al realizar el trenzado.




Con el rejón abrí un poco más las ranuras para que fuera sencillo atravesar la cinta de pergamino.


A una  tira de pergamino de 15 mm de ancha y al menos 30 cm de larga, le saqué punta y comencé a introducirla desde el exterior hacia el interior


Así hasta que terminé de pasar por todas la ranuras.


Llegado al final recorté la punta de pergamino y la ajusté al cajeado y pegué con cola diluida


Seguidamente junté ambas tapas, sin el libro y fijé la cinta de pergamino sobre la tapa delantera (con cinta de carrocero) para marcar los puntos por donde debería pasar…




Preparé otra tira de pergamino para el broche  (30 cm)… para aumentar su resistencia pegué la tira del broche sobre sí misma con cola diluida.


Y el ancho de esta nueva tira lo marqué sobre la cinta de carrocero de la tapa principal


Con el formón abrí dos nuevas ranuras…


Pasé la tira doble de pergamino y ajusté al grosor de la cinta con un trozo sobrante similar…


Cajeé  por el interior y recorté los sobrantes,  para pegar posteriormente con cola diluida…


Para cubrir las tapas por la parte interior utilicé: por una lado tela blanca para cubrir justo las vueltas de tela blanca y, por otro, un papel pintado con tonos rojizos para el resto…


Lo mismo en ambas tapas… así  quedó la encuadernación lista para el último paso


UNIÓN DE LAS TAPAS
Al bloque del libro apliqué cola diluida solo en la zona de la escartivana y sobre los hilos de la costura


Pegué la primera tapa guardando la ceja perimetral de 1 mm


Y del mismo modo pegué con cola diluida la tapa posterior, centrando bien las tapas y guardando el milímetro de ceja perimetral…


Dejé secar al menos 30 minutos bajo peso…


La apertura del libro no tiene resistencia, se mantiene abierto perfectamente…




Sobre la cinta de cierre grabé el título de la obra con película roja











Esta original forma de encuadernar ofrece resultados excelentes…
Como siempre espero os haya gustado…
Por cortesía de
Manuel Valero






3 comentarios:

  1. Qué gran trabajo, espectacular y de 10!!!!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. He hecho un libro a la americana con TODAS tus entradas. Pronto haré una entrada a mi blog presentándolo, te pasaré la liga por si te hace gracia verlo. Es un tochaco, quizá tiene 500 hojas :P.

    ResponderEliminar