15/3/17

CABEZADAS NO INVASIVAS V

ESPIRALES




En este tutorial voy a exponer la idea de confeccionar una cabezada preparando un soporte sobre el cual pueda tejer diferentes hilos y acercarnos un poco a las antiguas cabezadas elaboradas sobre un alma previamente unida al libro como son las orientales
No pretendo mostrar cómo hacer una cabezada griega o armenia, que bien podría intentarse, voy a preparar una muy simple en espiral, a partir de esta idea cada cual puede proponerse montar otras más elaboradas y con mayor paciencia.
En primer lugar tomo un trozo de tarlatana lo suficiente grande para poder hacer las dos cabezadas, normalmente no ocupan más de 10 cm y un ancho de 3 cm.


La tarlatana la doblo por la mitad paralelamente al lado más largo, seguidamente busco un hilo de la misma longitud y de un grosor en torno a 0,7 mm, que será el alma de la cabezada.


Este hilo para poder trabajarlo bien lo meto en cola diluida y dejo secar estirado, como ya lo he indicado en otro tutorial de cabezadas no invasivas I (9-6-2016). Seguidamente tomo un hilo blanco , de una longitud aproximada de 30 cm,  y aguja


Comienzo cosiendo el alma y tarlatana atravesando ambas con el hilo de costura


Una vez unidas voy juntando el alma a la tarlatana con espirales a una misma distancia…


En este ejemplo cada tres orificios de tarlatana avanzo con una espiral 


Al terminar de unir el alma a la tarlatana, remato atravesando con el hilo de costura el alma y la tarlatana para evitar se desplace


En este punto ya disponemos del soporte para hacer cualquier tipo de cabezada que podamos  imaginar atravesando hilos de diferente color y en ordenes variados, como ya he indicado anteriormente solo voy a desarrollar las espirales.
Tomo dos hilos muy finos de color diferente, rojo y  verde


Comienzo por el hilo rojo, tomo una hebra de unos 50 cm lo doblo a la mitad y lo anudo en el extremo.


Fijo el hilo rojo al principio del soporte


Empezando por un extremo  voy rodeando el alma, ahora simplemente paso la aguja entre el alma y la tarlatana, y avanzo en espiral


Después tomo el hilo verde


Y avanzo de la misma forma  como lo hice con el hilo rojo


Si quedan huecos en la cabezada puede meterse otro hilo…


Tomo otra hebra de hilo rojo…


 y vuelvo a pasar el hilo rojo rellenando el espacio que queda…


Al finalizar ya tengo la cabezada cubierta con los hilos en forma de espiral…


 Como después tendré que cortar esta cabezada y ajustarla al libro, ahora le doy cola diluida para evitar que se deshilache al hacerle los futuros recortes.


 Dejo secar la cabezada …


 Recorto la tarlatana a un ancho aproximado de un centímetro y después corto  por la mitad y lista para su utilización…


La cabezada colocada en su lugar…


  


CABEZADA EN ESPIRAL  con hilo mas grueso
En lugar de utilizar un hilo fino, para este tipo de cabezadas es mejor emplear un hilo un poco más grueso y de esta manera no es preciso doblarlo..
Montando el alma sobre la tarlatana, las pasadas se hacen del mismo modo, dependiendo si ha de ser de un solo color o de varios hay que dejar espacio para los siguientes hilos…


 en este caso he dejado un pequeño espacio para la introducción de un nuevo hilo..


que es de color verde…


 Cuando está acabada le doy cola diluida….


Dejo secar  y posteriormente recorto el ancho y divido por la mitad…


 Colocada en su sitio …



CABEZADA EN ESPIRAL otro ejemplo
Tomo tarlatana,  hilo para el alma ya encolado y seco y el hilo de que fija el alma a la tarlatana en este caso de color verde…


Fijación del alma a la tarlatana…


Bordado de la cabezada en espiral también con hilo verde, las pasadas en espiral muy juntas dejando un pequeño espacio en cada fijación para el futuro hilo blanco…


Ultima pasada con hilo blanco rellenando el espacio que he dejado previamente


Reforzada con cola diluida…


Y colocada en el libro…



CABEZADA EN ESPIRAL  con tres colores


La misma por el reverso…


 Una cabezada en espiral de tres colores colocada en libro.


CABEZADA ESPIRAL de cuatro colores
Otra forma de ir conformando la cabezada es llevar todos los hilos implicados en la costura a la vez, se van tejiendo dando una vuelta con el primer hilo, a continuación con el siguiente hilo otra vuelta junto a la anterior, etc…
De esta forma he tejido una cabezada de cuatro colores…
Preparo igualmente la tarlatana con el alma cosida y cuatro hilos de colores…


Anudo los cuatro hilos de colores…


 Cada hilo de color tiene una aguja, y voy avanzando sucesivamente por orden de colores dando solo una vuelta con cada uno de ellos, procurando que estén los hilos juntos sobre el alma de la cabezada…


Cuando llego al final tenso la cabezada entre dos pequeñas mordazas, porque si no la fijo tiende a revirarse por el efecto de la torsión de los hilos de costura, y le doy cola diluida como en todos los casos anteriores.


 Al cabo de varias horas la cola se ha secado y la cabezada puede recortarse…


 Dispuesta para ser montada en nuevo libro…


Con este breve tutorial se puede abrir la puerta a realizar otras cabezadas orientales y medievales sin necesidad de taladrar los cuadernillos.

Como siempre me gustaría que este pequeño tutorial os aporte nuevas ideas,

Cortesía de Manuel Valero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada