6/3/18

ONION SKIN BINDING - ENCUADERNACIÓN DE PIEL DE CEBOLLA



ALTERNATIVA A UNA ENCUADERNACIÓN DE PIEL
DE CEBOLLA

Esta encuadernación desarrollada por Benjamin Elbel está pensada en un principio para álbumes o libros de scrapbooking donde el lomo es más grueso que el corte delantero pensando que al ir introduciendo entre las hojas fotografías o diferentes recuerdos o materiales el libro va engrosando hasta alcanzar o incluso rebasar el grosor del lomo.
En este tutorial voy a tratar de desarrollar la encuadernación para un libro conformado por cuadernillos de modo que el lomo tenga esa estructura tan característica de la piel de cebolla


En el anterior tutorial indiqué como desmontar, limpiar y reparar un libro  hasta obtener los cuadernillos restaurados y preparados para una nueva encuadernación, pues bien, tomando esos cuadernillos voy a  tratar de exponer los diferentes pasos hasta alcanzar el objetivo.


Recordemos las tapas de aquel libro que se desmontó


Voy a personalizar las hojas de respeto que voy a añadir a los cuadernillos anteriores; inicio el proyecto obteniendo una fotocopia de la tapa principal.


Voy a preparar con recortes de acetatos unas plantillas de los tres números de la portada el uno, dos y seis… comienzo dibujando con rotulador indeleble la silueta de  uno de los tres números…


Ya tengo los tres números dibujados sobre sendos trozos de acetato.


 Con la ayuda de un cúter, bisturí o tijeras recorto cada uno de los números…


He preparado seis hojas iguales de modo que al doblarlas tengan el tamaño de un cuadernillo. A cada una de ellas les voy a “dibujar” el mismo número cuatro veces, dos por la cara delantera y otras dos por la posterior
Con oleos diluidos con white spirit (o símil de aguarrás) 


Coloco la plantilla en su sitio sobre el papel y con un trozo de algodón tomo el óleo diluido, en este caso color rojo, y lo aplico suavemente sobre el papel a modo de un estarcido, evitando que se mueva la plantilla para que el contorno quede bien definido.


Una vez que el número está bien coloreado retiro con cuidado la plantilla y vuelvo a posicionarla al lado y de este modo dibujo ocho veces el número seis en dos hojas


Tomo la plantilla del número uno y preparo un color lila con diferentes óleos y diluyo con el white spirit,  del mismo modo dibujo otras ocho veces este número en otras dos hojas…


 Y finalizo este proceso con el número dos coloreado de amarillo


Al estar diluidos los óleos y coincidiendo con que el disolvente se evapora rápidamente  en un tiempo breve de una hora ya se pueden manipular las hojas personalizadas  para las guardas


Tomo tres hojas cada una de ella con los números diferentes


Y las ordeno: sobre la mesa la del 6, sigue la del 1 y la superior con el 2


Y doblo por la mitad para formar los dos cuadernillos  de las hojas de respeto, de modo que a la vista queda la hoja del número 6.


Y el orden de colocación sobre el resto de cuadernillos quedaría como se muestra en la siguiente imagen…


Normalmente las tapas antiguas se adosan al primer y último cuadernillo del libro, pero en este caso las voy a adosar a las hojas de respeto porque necesito que el grosor de todos los cuadernillos sea similar


La tapa completa la separo: por un lado la portada principal y por el otro lado la trasera junto con el lomo


Recorto una tira de papel onglet, o un papel que tenga poco gramaje, de un centímetro de ancha por la altura de la tapa más dos centímetros.


Tomo la parte posterior de la tapa principal y doy una franja de cola de unos 3 mm, con una maculatura protejo la zona que no deseo manchar de cola.


Y  pego la tira de papel onglet sobre la zona encolada de la tapa principal


Provisionalmente coloco las hojas de respeto y la tapa principal en el orden que deseo queden encoladas, así en este caso la pestaña de papel onglet que sobresale de la tapa principal irá pegada sobre la parte superior del cuadernillo


Coloco en su posición tapa y cuadernillo y los fijo con un par de mordazas, solo resta dar cola a la pestaña de onglet que sobresale


 Volver la pestaña encolada sobre el cuadernillo, repasar con la plegadera…


Y una vez pegado, retiro las mordazas y corto el sobrante del papel onglet en cabeza y pie.


Con la otra parte de la tapa, la posterior junto con el lomo, en primer lugar  tengo que doblar el lomo en sentido contrario al que tenia


Seguidamente marco una línea muy fina a 3 mm del doblez que acabo de realizar.


Igual que en la otra tapa reservo el espacio de 3 mm con una maculatura para dar cola únicamente a esa estrecha franja, el lomo de la tapa no se encola.


Pego la banda de papel onglet, en este caso no lo he recortado previamente a 1 cm de ancho, no importa lo hare una vez pegado.


Una vez pegada la banda la recorto, con 3 mm de pestaña es suficiente.


 Recorto los sobrante de cabeza y pie


Igualmente que en el caso anterior posiciono en su sitio las hojas de respeto y la tapa posterior y fijo este conjunto con dos mordazas,…


El lomo de la tapa queda doblado entre la tapa y el cuadernillo de las hojas de respeto,


Doy cola a la pestaña de 3 mm


Y la pego sobre el cuadernillo, una vez pegado el orden quedaría como se aprecia en la siguiente imagen la tapa posterior, el lomo de la tapa y finalmente el último cuadernillo de las hojas de respeto.


De manera que ya tengo el bloque del libro preparado para su encuadernación con las tapas y hojas de respeto en sus respectivos lugares.


Tengo en total 10 cuadernillos y con un ancho de 2 cm esto hace un ancho por cuadernillo de 2 mm.


Tengo que conseguir algún tipo de material que me de los dos milímetros de espesor, igual que el cuadernillo, como estará doblado tal como se aprecia en la siguiente imagen el objetivo es que tenga un milímetro…

 

He pegado dos cartulinas naranjas y obtengo 0,5 mm


Vuelvo a pegar dos cartulinas amarillas, que añadidas a las naranjas consigo el milímetro deseado.


 Para preparar este lomo de piel de cebolla,  parto de dos cartulinas: naranja y amarilla previamente pegadas (una cartulina suele tener 0,22 mm de espesor) y cuyo tamaño es del alto del libro más un centímetro y su longitud como 35 cm, si nos quedamos cortos se puede empalmar en el transcurso de la encuadernación.


Para iniciar el lomo de  piel de cebolla doy cola a una de las cartulinas, una franja como de dos centímetros en el sentido del alto del libro…


De forma que tengo unidas las cuatro cartulinas y escuadradas


Tal como se aprecia en el esquema de la siguiente figura se inicia la encuadernacion por uno de los cuadernillos centrales el número cinco y sigue el orden: 5,6,4,7,3,8,2,9,1,10, TA, TP.


Para evitar problemas coloco a cada cuadernillo un señalizador con su número


Hago un doblez a estas cuatro cartulinas de 5mm por el mismo sitio que previamente encolé. Este doblez cuanto más pequeño mejor puesto que al ir creciendo la piel de cebolla la cartulina que precisa aumenta en progresión geométrica.


En una hoja cualquiera preparo una plantilla donde irán los agujeros para coser cada uno de los cuadernillos, aprovecho los orificios que previamente tenían los cuadernillos en su anterior encuadernación indicando la cabeza  C y pie P.


Con esa plantilla taladro las cartulinas por ese doblez realizado anteriormente a 5 mm


Y con la misma plantilla repaso los agujeros antiguos de los cuadernillos…


Tomo el cuadernillo 5, aguja e hilo como tres veces la longitud del alto del cuadernillo, este hilo lo más fino posible, la costura es igual que la de las escartivanas a partir de un orificio cualquiera: entra por uno y sale por el siguiente siguiendo una S con vuelta y pasando por todos los orificios…


Es importante que el doblez de las cartulinas quede en la parte posterior del cuadernillo 5,  página 128.


Cuando está cosido el cuadernillo doy cola al doblez de la cartulina


Y pego el doblez sobre la propia cartulina


A continuación doblo la cartulina sobre si misma tal como se puede ver en la siguiente fotografía…


 Tengo que conseguir doblar la cartulina como aparece en el siguiente esquema para poder coser el siguiente cuadernillo, el seis…

En el punto conveniente de doblez ayudado con la regla y una plegadera hago un hendido para poder girar toda la cartulina hacia atrás


He conseguido doblar la cartulina como el esquema anterior


Llegado a este punto taladro la cartulina según los puntos que me indica la plantilla


Coso el cuadernillo 6 del mismo modo que el anterior respetando el orden de las hojas en todo momento.


La costura en forma de S como ya indiqué y se puede apreciar en la siguiente imagen.


El hilo tiene que estar bien tenso una vez haya pasado por todos los orificios antes de hacer el nudo final.


Después del nudo final solo queda cortar los cabos sobrantes.


Cada vez que voy doblando la cartulina aplico cola para que la piel de cebolla se vaya consolidando sobre la capa anterior.


 Seguidamente tengo que doblar la cartulina tal como indica el siguiente esquema para poder coser el siguiente cuadernillo que va a ser el numero 4
Cartulina doblada, el pliegue tiene que hacerse a ras de los cuadernillos cosidos.


Ahora con la plantilla taladro la cartulina por el doblez, y coso el siguiente cuadernillo, el 4, en el orden establecido…
Una vez cosido encolo la zona y voy siguiendo poco a poco, cada vez es más fácil doblar la cartulina…



Voy cosiendo y doblando la cartulina, cada vuelta que doy con la cartulina aumenta geométricamente el desarrollo  y se agota  alarmantemente…


Encolo la cartulina por la curvatura del lomo para que me quede lo más ceñida posible para evitar oquedades…


La cola se da tanto sobre la zona exterior, en la siguiente imagen la zona exterior es la amarilla, como entre ambas cartulinas.


El encolado llega como mucho hasta el siguiente doblez que se hará a ras de los cuadernillos previamente cosidos.


En caso de que falte más cartulina para seguir el desarrollo de la piel de cebolla, se puede pegar un trozo de la faltante simplemente pegándola sobre la otra. Claro que para ello una de ellas debe tener más longitud que la otra.


Cuando inicié esta encuadernación desconocía el gasto de cartulina que se precisaba para el desarrollo completo de la piel de cebolla y realmente es sorprendente.
Encolo entre ambas cartulinas para que se ciñan bien al lomo


Una vez pegada la cartulina corta, la naranja, doy un poco mas de cola a la amarilla


Posiciono el nuevo añadido de cartulina la naranja


Ciño bien ambas cartulinas y sigo el proceso…


 Al terminar de coser los diez cuadernillos  necesito un soporte para adosar las futuras tapas de la nueva encuadernación, para ello en lugar de coser un cuadernillo voy a coser una pieza de CH (polipiel) color violeta, podría ser de tela, de un ancho de 5 cm por la altura del libro mas medio centímetro


Y lo coso de igual manera que si se tratara de un cuadernillo y las cartulinas como siempre volviendo sobre si para conformar la piel de cebolla.


Posteriormente pegaré a un cartón a la medida del libro esta banda violeta


 Sigo volviendo las cartulinas sobre si mismas


y el remate de la cartulina antes de coser la otra banda violeta es un doblez como siempre pero en este caso hacia el interior tal como se puede observar en la siguiente fotografía. Si sobra cartulina se recorta a la medida precisa.


Después con ayuda de la plantilla perforo ambas cosas: cartulina y banda violeta


Hago el cosido de siempre.


Después del cosido aplico cola al doblez con el cosido en su interior para que quede bien adherida esa pestaña de la cartulina sobre si misma.


Termino dando más cola a la zona amarilla de la cartulina para que se pegue perfectamente sobre el lomo redondeado.


Antes de colocar las tapas definitivas recorto con la guillotina lo menos posible el libro en cabeza y pie.


Las tapas definitivas tienen el mismo alto y ancho que el libro  por la parte exterior de ambas encolo una cartulina amarilla igual que la empleada para el lomo, de tamaño mayor que la tapa para poder volver sobre la parte posterior y por la parte interior pego una hoja decorada como las hojas de respeto.


 Doy cola a la banda de CH violeta por su interior y posiciono la tapa en su sitio


Froto con la plegadera por dentro y fuera, hago lo  mismo con la otra tapa.


Me queda decorar las tapas, en este caso he preparado unos recortables de números con el material CH en colores rojo y violeta


 Finalmente los pego sobre las tapas según un diseño que tenía previsto


Al fin el libro terminado con sus guardas y hojas de respeto personalizadas






Y con el lomo de piel de cebolla


 De fácil apertura para su lectura.


Un detalle del lomo piel de cebolla








 
Espero como siempre poder aportar alguna idea sobre esta encuadernación tan curiosa aprovechable para un abanico importante de opciones.

Por cortesía de:
M. Valero

4 comentarios:

  1. Gratidão, com sua explicação ficou claro como desenvolver este projeto.

    ResponderEliminar
  2. Excelente trabajo. Siempre muy claro en tus explicaciones.

    ResponderEliminar
  3. gracias por dedicarnos tu tiempo y tu pasión, espero nunca termine este blog porque fue aqui donde aprendí y emprendí mi vida por la encuadernación.

    ResponderEliminar
  4. Maravilha! Adorei o tutorial. Obrigada por compartilhar!!:)

    ResponderEliminar