13/9/15

ESTRUCTURA CRUZADA

ENCUADERNACIÓN 
DE ESTRUCTURA CRUZADA

 


 Para esta ocasión, y siempre fiel a la idea de no  utilizar el telar, me acordé de un sistema desarrollado por Carmencho Arregui que ya había expuesto en 1994 (1994 The New Bookbinder Vol.14)  se trata de una encuadernación donde una parte de la cubierta se utiliza coma base para coser sobre ella los cuadernillos, a partir de esta idea el resultado final varía según el entrelazado de ambas cubiertas.
En mi caso antes de iniciar la encuadernación es cuestión preparé un boceto de lo que deseaba obtener.


Teniendo clara la idea comencé por los cuadernillos en esta ocasión he preparado 18 cuadernillos cada uno de ellos formado por cinco bifolios.


De modo que las dimensiones de este taco de cuadernillos bien doblados, prensados y escuadrados son de 167 mm de alto…


Por 118 mm de ancho y cuyo grosor de todos los cuadernillos es de 24 mm.


Con estas dimensiones he preparado una plantilla…  considerando que el hilo de la costura me aumentará en torno al 30% el grosor del lomo he previsto un lomo de 30 mm en lugar de los 24.

Esta plantilla la desdoblo en las dos partes de la cubierta, por un lado la parte de la cubierta que irá recubierta de piel roja y que no sirve de soporte para la costura…

Y por otra parte la otra cubierta, con piel marrón,  que servirá de soporte para la costura


Estas plantillas las he trasladado a escala sobre papel…


De tal forma que me sirven para buscar un trozo de piel suficiente …


Y por otro lado sobrepuesta la plantilla sobre la piel me permite recortarla exactamente…


De modo que así obtengo fácilmente y de forma precisa la parte de cubierta que servirá de soporte para la costura de los cuadernillos.


A continuación doblo la piel por la base de las lengüetas para poder ajustar el primer cuadernillo 


Por otro lado a los cuadernillos hay que escuadrarlos entre dos cartones y llevarlos a la prensa para el  aserrado


Y con la misma plantilla que hemos empleado para recortar la piel marcamos los lugares donde deben ir las serraduras…


Además de las ocho  marcas a ambos lados de las lengüetas hay que añadir una marca a cada extremo para las cadenetas de cabeza y pie de los cuadernillos…

  

Y con una escuadra marcar a lápiz las líneas de aserrado perfectamente perpendiculares al lomo


Seguidamente hago las serraduras y en una parte del lomo dibujo a lápiz varias líneas para saber siempre la posición del cuadernillo a la hora de coser…


A continuación preparo dos trozos de cartón de 2 mm de espesor para las tapas y las dimensiones son idénticas las de los cuadernillos, no tiene cejas, 167x118 mm.


De momento las tapas las reservo y tomo un cartón del mismo grosor, 2 mm, pero más grande que el  cuadernillo, de tal modo que sobrepuesto sobre la piel marrón la cubra totalmente…


Este cartón lo fijo sobre el soporte de trabajo con cinta de carrocero o cinta reposicionable, para evitar que se mueva el conjunto, procurando que las lengüetas que serán el soporte de la costura estén al  ras del cartón.


Tomo una  hebra de hilo de lino amarillo en una aguja recta…


Y comienzo desde el exterior hacia el interior por un  extremo del  primer cuadernillo, entrando y saliendo sucesivamente por todos los orificios del cuadernillo de modo que por la parte exterior del cuadernillo el hilo abraza la lengüeta de piel…


Al terminar todos los orificios del primer cuadernillo coloco el segundo y vuelvo a repetir del mismo modo la costura…


Cuando he terminado de coser el segundo cuadernillo, remato con un doble nudo con el cabo suelto que dejé al comienzo del primer cuadernillo…


La costura no presenta ninguna dificultad hay que procurar que las lengüetas estén tensadas, los cuadernillos bien posicionados, los mas “aplastados” unos contra otros y al  terminar la costura de cada cuadernillo rematar con nudo de cadeneta…


Con un poco de paciencia voy acumulando cuadernillos, cuando se acaba el hilo anudo  otro y sigo, los cuadernillos escuadrados bien aplastados y las lengüetas estiradas…


Cuando he terminado con todos los cuadernillos remato con un doble nudo de cadeneta y los cabos sueltos los recorto…


Desmonto el cartón grande que estaba sujeto con cinta y en su lugar coloco las tapas reservadas de cartón una a cada lado del libro cosido, de momento  están sueltas..


En una prensa de mano coloco el  conjunto bien escuadrado con las lengüetas estiradas…


Seguidamente doy cola diluida plástica a las zonas entre las costuras vistas de modo que se cubran las ranuras entre cuadernillos.


Y mantengo el  libro en esa postura hasta que la cola se seque…

  

Mientras se va secando el lomo tomo la plantilla de la otra tapa y recorto la piel del mismo  modo que lo hice para la primera tapa.


Con el lomo seco compruebo que encajan ambas partes de piel…
  

La piel roja tapará las zonas encoladas del lomo…


A modo de guía coloco cinta de carrocero a ambos lados de cada lengüeta de la primera tapa


Y colocando la regla a 2 cm del lomo, como aparece en el diseño, voy cortando la piel entre las bandas de cinta de carrocero… se supone que debajo está el cartón de la tapa,  no importa quede marcado con los cortes


Estos cortes los hago a 2, 4 y 5 cm del lomo, una vez terminados todos los cortes de esta tapa retiro las bandas de cinta de carrocero, las voy reservando para la otra tapa,..


Por el interior de la piel aparecen los cortes incluso se ven  las huellas de los cortes en  la tapa de cartón.


Ahora comienzo a pasar las lengüetas de color marrón entre las ranuras practicadas…
  

Pasadas todas las ranuras y bien estiradas las lengüetas tengo la primera cubierta de forma provisional.


Por la parte interior …


Tomo la otra tapa, mantengo estiradas las lengüetas de color rojo y con  los trozos de cinta de carrocero  reservadas delimito las zonas donde practicaré las ranuras…


Igualmente que en la  tapa anterior hago cortes a 2, 4 y 5 cm del lomo, guiándome entre las cintas. Se supone que tengo debajo la tapa de cartón.


Retiradas las bandas de carrocero, empiezo a pasar las lengüetas de color rojo entre las ranuras practicadas a la piel marrón, si pasan con dificultad les saco un poco de punta…


Así quedarían ambas tapas  simétricas, pero voy a romper esta disposición incorporando mas ranuras a la tapa… delimito la zona a recortar con cinta


Y hago ranuras, en este caso separadas un centímetro, y sigo pasando lengüeta roja.


No es preciso que tenga lengüeta roja, basta tomar un  trozo de piel de 2 cm de ancho y suficiente longitud para pasar entre las nuevas ranuras…


Es una forma  de personalizar la encuadernación…


Podría hacer mas ranuras puesto que he previsto lengüetas rojas de mayor longitud que la necesaria para la plantilla pero no insisto, en la parte interior de la cubierta se aprecian las lengüetas estiradas


Los sobrantes los recorto a ½ centímetro de las ranuras


Así para ambas cubiertas …
  

Seguidamente utilizando un par de sargentos, mordazas, ajusto ambos cartones que siguen sueltos, al ras de los cuadernillos…


Las mordazas aprietan los cartones junto al corte delantero de las tapas, dejando libre todo lo que se pueda en los planos


Una vez fijadas ambas tapas aplico cola diluida plástica a la mayor parte de la primera tapa, en la siguiente imagen hasta la línea amarilla


Cierro la cubierta sobre la tapa encolada, procuro se mantenga estirada, y a continuacion hago lo mismo con la otra tapa de modo que al pegar ambas tapas puedo estirar ambas cubiertas con las palmas de las manos…
Inmediatamente quito las mordazas y termino  dando cola al resto de las tapas que había dejado sin encolar para finalmente repasar ambas cubiertas con la plegadera para que se fijen  bien las cubiertas a las tapas.


Cuenda las cubiertas están pegadas a las tapas dejo el libro bajo peso entre tableros al menos un par de horas.
Pasado este tiempo empiezo con  las vueltas de las cubiertas..


Hago las esquinas y dejo el libro cerrado, bajo peso, con un remay insertado entre las tapas y los cuadernillos al menos una hora; pasado este tiempo tomo una medida de 7 mm con el compas y punteo en el  perímetro de las vueltas


Para poder recortar por los puntos marcados y tener un cajeado regular…


Para nivelar el  salto que se produce entre la piel y el carton utilizo una  cartulina del mismo grosor que la piel, en mi caso es de 0,5 mm.


Esta cartulina de compensación la ajusto al rectangulo de la piel y hago una marca para saber su posición a la  hora de colocarla sobre la tapa


Preparadas ambas cartulinas empiezo dando cola a una tapa en su zona central sin  ajustarme en exceso a la piel


Y después al perímetro de la cartulina de compensación…


Finalmente solo queda ubicarla en su posición y con la plegadera ajustarla perfectamente eliminado cualquier bolsa de aire que se pueda formar. Terminada una tapa seguimos con la otra


Cuando ambas cartulinas de compensación están pegadas vuelvo a dejar el libro bajo peso con un remay  intercalado entre las tapas y los cuadernillos, al menos durante un par de horas…
Mientras tanto tomo las medidas de un cuadernillo desplegado 167x(118+118)  mm, las traslado a una hoja cualquiera y preparo el passepartout correspondiente.


Este marco me sirve para seleccionar el motivo del papel decorado para las guardas que voy a colocar


Punteo las cuatro esquinas y recorto el motivo…


Doblo por la mitad el papel decorado para la guarda y doy una línea de cola diluida de unos 5 mm de ancho…


Y pego la guarda justo al ras del cuadernillo…


Para pegar la guarda a la contratapa, doy primero cola diluida a la contratapa sin manchar el perímetro de piel, en cambio  si doy cola a la zona del cajo…


Seguidamente doy cola únicamente al perímetro de la guarda, (marcado con  líneas amarillas en la siguiente imagen) para no manchar el resto de cuadernillos coloco debajo una maculatura y debajo de la maculatura un acetato


Acto seguido retiro la maculatura, dejo el acetato, y cierro la tapa apretándola con la mano para que se pegue la guarda a la contratapa


A continuación abro la tapa con cuidado, retiro el acetato,  y  con la plegadera voy repasando toda la guarda para que quede bien  adherida, sin arrugas, ni bolsas de aire…


Después de frotar con la plegadera la guarda, dejo bajo peso la tapa y el resto del libro por espacio de 10 minutos, abierto como se aprecia en la siguiente imagen...


Pasados los 10 minutos coloco un papel secante dentro de la  guarda y repito el mismo  proceso con la otra guarda de color…


Y al final ya tengo la encuadernación


Por la otra tapa


Y las guardas de color…


Ambas tapas con la costura vista…
  














Y de este modo termino una forma de encuadernar denominada estructura cruzada, evidentemente dentro de esta denominación hay variantes tal vez esta no sea la mas ortodoxa pero al menos intento que  sea fácil de asimilar.
Como siempre os deseo a través de este tutorial aporten nuevas ideas.




Cortesía de Manuel Valero



























 

3 comentarios:

  1. En primer lugar quiero agradecerte la labor de enseñanza de una forma amena y sobre todo el compartir sin mezquindad lo que sabes. Son muchos los que muestran lo que hacen...pero no cómo lo hacen. Me gustaría, si no te quita un tiempo excesivo, nos guiaras en cuanto a bibliografía sobre encuadernación. En mi caso me gustaría leer tu recomendación sobre encuadernación copta.

    ResponderEliminar